Infladores de CO2: 5 beneficios principales

5 beneficios irresistibles de usar infladores de CO2

inflador de CO2

Incluso hace unos años, una bomba manual era lo único que podía salvar el día en que tenía una llanta pinchada. Pero los tiempos han cambiado, y con la llegada de los infladores de CO2, los ciclistas han tenido la libertad de ir más lejos y más rápido sin tener que cargar con un equipo pesado para arreglar un neumático de bicicleta pinchado. Aquí hay una lista rápida de razones por las que los infladores de CO2 son una gran victoria para los ciclistas.

¿Qué son los infladores de CO2?

Los infladores de CO2 son contenedores metálicos compactos que se llenan con gas de dióxido de carbono altamente presurizado. Aunque tienen una variedad de usos, los ciclistas suelen usarlos para volver a inflar llantas ponchadas o para llenar las cámaras nuevas que han instalado en sus llantas.

¿Cuáles son las ventajas de los infladores de CO2?

Los infladores de CO2 tienen varios beneficios sobre otras soluciones de reinflado. Estas son algunas de las ventajas clave.

1) El factor tiempo: los infladores de CO2 ahorran tiempo porque inflan el neumático mucho más rápido que las bombas de aire. Cuando tiene un neumático pinchado, un inflador de CO2 puede volver a llenar el neumático y ponerlo en marcha en solo unos minutos.

2) El factor de esfuerzo: a diferencia de las bombas de aire, los infladores de CO2 mantienen el gas a alta presión, lo que los hace extremadamente fáciles de usar con un esfuerzo mínimo. Todo lo que necesita hacer es conectarlo al neumático, presionar el botón y sentarse, sin preocuparse por el ejercicio de bombeo que necesitan las bombas de aire, lo que significa que una avería puede ser un descanso adecuado antes de volver a la carretera.

3) El factor de portabilidad: al ser extremadamente compactos (la mayoría de los infladores son del tamaño de su pulgar), los infladores de CO2 son fáciles de transportar en su mochila o incluso pegados al cuadro de su bicicleta. También son livianos, lo que los convierte en una gran adición a su equipo.

4) El factor de asequibilidad: los infladores de CO2 ahora se fabrican a bajo costo, por lo que, a largo plazo, son una opción más económica que otras. De hecho, una válvula y un par de infladores suelen ser menos costosos que una pequeña bomba de aire de buena calidad.

5) El factor de utilidad: cuando se trata de inflar neumáticos sin cámara, los infladores de CO2 ganan fácilmente a las bombas manuales. Si ha sufrido un pinchazo en un neumático sin cámara, es probable que su bomba manual no sea de ayuda. Deberá usar un compresor de aire (que es pesado de llevar con usted) o deberá usar un inflador de CO2. Esta es la única técnica que puede crear un sello hermético entre el neumático y la llanta, y brindar la rápida ráfaga de aire que se necesita para inflar un neumático sin cámara. De lo contrario, a medida que comience a inflar el neumático, el aire escapará más rápido de lo que lo está bombeando.

Cuando todo está dicho y hecho, un inflador de CO2 puede ser algo útil cuando menos lo espera. Así que siempre es una gran idea tener un par de ellos cerca; después de todo, nunca se sabe cuándo puede necesitarlos y estará de vuelta en la carretera en poco tiempo.

Deja un comentario